Rock uruguayo: No Te Va a Gustar

Es una de las bandas más importantes del país de Gardel y también son conocidos por sus siglas: NTVG. Fusionan rock con murga, candombe, reggae, ska y salsa, y se declaran cancioneros a rabiar. Llevan tocando juntos 15 años y han grabado cinco discos. Son ídolos en su país, llenan conciertos en Argentina y hacen giras por Europa y Estados Unidos haciendo bailar a gente que no entiende sus canciones. Acaban de lanzar una reedición de su primer disco, “Sólo de noche” (1999), que marcó a una generación charrúa e incluye un documental sobre la banda en el que cantan sus mamás. Nos tomamos unas chelas con No Te Va a Gustar. (Entrevista de Paul Alonso publicada en la revista Dedomedio, mayo, 2010).

Estamos sentados en un bar de la calle sexta de Austin. Junto a las cervezas, sobre la mesa, hay un disco que se ha convertido en un referente generacional en Uruguay. “Sólo de noche” (1999) no sólo fue parte de una creciente profesionalización de la escena independiente de Montevideo, sino que también abría el espectro de experimentación formal de un rock cuya identidad no terminaba de definirse. Ahora, diez años después de esa incursión, cuando la banda está consolidada en su país y expande su música a otras latitudes, han editado una edición especial de ese primer disco, en el que reinterpretan aquellos temas, y que engloba una década intensa.

“Fueron diez años muy movidos, en los que hicimos cosas que no creíamos que íbamos a hacer. Hemos tocado en muchos países, grabamos cinco discos, cambiamos de integrantes. Pero todo fue siempre de forma natural”, nos dice Emiliano Brancciari, voz y guitarra de la banda. “Este trabajo nos trae muchos recuerdos. Fue volver a abrir esas canciones y escuchar una voz mucho más joven, una manera diferente de grabar, utilizamos unos programas que ya no existen… Ver el camino recorrido nos ayuda a mirar hacia atrás y valorar un montón cosas. Fue mezclar el pasado con el presente”, agrega.

Deudores de la tradición del rock argentino (los Redondos, Soda Stéreo, Charly, Sumo) y una vertiente fusión (que conecta con Mano Negra o Los Cadillacs), No Te Va a Gustar—junto a La Abuela Coca y a sus coetáneos de La Vela Puerca—también funcionó como eslabón entre un rock uruguayo post-dictadura (Buitres, Traidores) y una tradición de géneros autóctonos (Jaime Roos, El Negro Rada). En definitiva, NTVG construía sobre sus influencias para ofrecer algo que se percibía endemoniadamente vivo y original. La prueba quedó en temas que fueron hits, como “Déjame Bailar” o “Llévame Contigo”. También tenían letras críticas del gobierno y de la pobreza en el país, dando cuenta de las villas miserias, el maltrato policial y los conflictos sociales (una dimensión que sigue presente en su obra). Al mismo tiempo, NTVG inauguraba su propio camino musical creando un estilo de mezclas que incorporaría murga, candombe, reggae, ska y salsa. Y uno se pregunta cómo fue que un trío adolescente de rock (que pensaba en Oasis y los Beatles) terminó quince años después con nueve integrantes y tantos instrumentos sobre el escenario.

“Lo que pasó fue que nos dimos cuenta de que nos gustaba más música. No sólo el rock. También escuchábamos otro montón de cosas. Y nos dimos cuenta a tiempo, para no irnos cerrando en ese embudo que te lleva hacia un género solamente y del que luego el público mismo no te deja moverte. Cuando empezamos a componer canciones nuestras, nos dimos cuenta de que lo que escuchábamos era más amplio y nos generaba otro tipo de inquietudes. Ahí fue que empezamos a creer que necesitábamos otros instrumentos para tener más colores y más diversidad tímbrica a la hora de investigar diferentes géneros”, contesta Emiliano. Y el baterista Diego Bartaburu resume: “NTVG no es una banda que uno puede decir que toca un rock determinado. Siempre va cambiando. Cada disco sorprende”.

El camino más largo

En esta vena han grabado cuatro discos más—“Este fuerte viento que sopla” (2002), “Aunque cueste ver el sol” (2004), “Todo es tan inflamable (2006)” y “El Camino más largo” (2008). La constante experimentación se convirtió en un rasgo constitutivo de la banda. “Haber tardado cinco años en grabar nuestro primer disco nos dio libertad después. Quizás si hubiéramos grabado antes nos hubiéramos cerrado más. El primer disco va para cualquier lado, el segundo también, y como el público nos conoció así nos da esa licencia. Ahora, por ejemplo, estamos por grabar el sexto disco y el público no sabe para dónde va a ir. Tenemos muchas canciones para el disco, pero todavía nos falta todo el trabajo previo a grabar y eso puede dispararse para cualquier lado. Está bueno sorprendernos a nosotros mismos”.

Y quizá el nombre de la banda responde a eso: es una recurrente interpelación estética a los seguidores y a la crítica, un reto lúdico para que abramos los oídos a nuevas ideas y no siempre esperemos lo predecible. Esta ruta no está exenta de conflicto: “Cada disco que sale, hay todo un sector que se enoja y dice ‘esto no es NTVG’”, dice Diego, refiriéndose a las críticas a su último disco “El camino más largo”, que parece diseñado para ser tocado en vivo. Emiliano lo explica: “Es que como público, y nos incluyo, siempre tendés a querer lo que ya conocés. Eso es así. Vos escuchás una banda que te gusta y lo nuevo primero te choca y decís ‘ah, me gustaba más antes’. Pero cuando empezás a prestar atención te das cuenta de que las canciones del disco nuevo funcionan quizá hasta más que otras canciones viejas. A nosotros el último disco nos ha dado muchísimas satisfacciones y nos fue a ver más gente que con los discos anteriores. Siempre el que te conoce de antes es más reticente a aceptar lo nuevo”.

Esto, al igual que el título del disco, es “el camino más largo”, un sendero que ha sido la manera de crear y de consolidarse de la banda. Por un lado, siempre han buscado la independencia económica para manejarse, financiar sus discos, ser dueños de sus plazos y hacer shows. Por otro lado, es toda una actitud existencial: “El camino más largo es el único que conocemos. Es nuestra forma de vivir la música y la vida, de no tomar atajos. Siempre hemos tratado de disfrutar del momento sin pensar en la meta, que a veces te ciega y no deja ver lo que está pasando. Cuando las cosas llegan es porque inevitablemente deben llegar. Y lo disfrutás el doble. Mirás atrás y valorás todos los atajos que no tomaste”, dice Emiliano. Diego lo subraya: “Hacer las cosas bien a veces significa tomar el camino más largo”. (Ejemplos de cosas bien hechas por NTVG son canciones como El Camino, Fuera de Control, Al Vacío, o Clara)

Y ahora este camino está enfocado en un periodo on the road. “Es una excusa también para viajar y conocer lugares y pasarla bien. Somos muy amigos y disfrutamos mucho viajando juntos. No vamos a lugares para ir a conquistarlos. Tocamos en lugares donde seguro nunca nos van a dar bola. Pero vamos, tocamos y lo disfrutamos”, dice Diego. Emiliano aclara: “Pero, eso sí, cuando la banda toca hay una respuesta impresionante del público. En Europa, la gente quedó como loca. No entienden ninguna palabra, pero les encanta”.

Es hora de comprobarlo, cuando suben al escenario de un bar llamado Flamingo Cantina. Es un público pequeño. Los músicos de NTVG cargan sus propios instrumentos. Se confunden con el público y algunas groupies latinoamericanas que los reconocen se toman fotos con ellos. Es probable que el único que sepa el nombre de los discos que han grabado sea el autor de esta nota. Al verlos así, es difícil pensar que son los mismos que convocan multitudes y llenan estadios en Uruguay, los mismos que agotan entradas en el Luna Park y en el Estadio Obras de Buenos Aires, los mismos que se iban de gira con la Bersuit Vergarabat en su apogeo. Pero entonces, comienzan a tocar y dan cuenta de que la vida puede durar menos que una canción. El ambiente se impregna de una consigna: “fuera de control”. Porque es mejor vivir así.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crónicas, Entrevistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s